Valor de IT: Primera aproximación

julio 11, 2011

¿Cómo saber y medir el valor de IT en tu empresa? ¿Se está midiendo? ¿Le interesa a alguien?

Medir el valor de los Sistemas de Información (IS) o de las Tecnologías de Información (IT) de la empresa es un tema complejo y casi nunca abordado en el día a día de la gestión. En este post simplemente queremos lanzar una primera aproximación, quizás podamos ampliar esta linea en posts sucesivos.

Veamos 2 enfoques muy distantes:

a) Se considera IT como un coste (necesario, valioso y que redunda en beneficios para la empresa. Pero se ve como un coste). Así, tendremos que si IT se ajusta a su presupuesto, a sus objetivos y a su planificación temporal, entonces no está desperdiciando lo invertido. Diríamos en ese caso que tiene un ROI aceptable.

Otra cosa es la creación de valor. El valor creado, en este caso, no se mide como tal. Un OK a los objetivos planteados, nos dará (si lo medimos) indicadores de esos objetivos, no del valor de IT. De hecho, este planteamiento no se propone medir el valor de IT. Quizás IT está creando mucho valor en la empresa, quizás incluso se podría medir, pero este planteamiento renuncia a hacerlo.

b) Valor de IT = EBITDA / Personal de IT (propuesta de Mark McDonald)

Lo primero que llama la atención de esta propuesta es que se toman los beneficios globales de la empresa, frente a cualquier indicador particular de IT (punto positivo). Esto implica una visión de mayor protagonismo para IT: Se admite su influencia en los beneficios de la empresa, en el posible incremento de la productividad.

Tampoco es una medida que nos satisfaga en su totalidad:

Todavía queda un cierto sesgo de medida de IT, no de medida global de la empresa. Ese denominador intuye una cierta intención de ‘justificación’ de la actividad de las personas de IT (apreciación personal), sin tener en cuenta que los beneficios obtenidos son mérito de las personas que desarrollan/gestionan IT + las personas que los utilizan en la empresa (lo que no se acierta a medir con esta aproximación).

Es cierto que esta aproximación es análoga a la que pueda hacerse con otros departamentos, pero también esas medidas son en cierto modo ‘departamentales’, no globales de la empresa.

Sin embargo, esta segunda propuesta sí que demuestra un planteamiento más consciente del valor que IT puede aportar a la organización.

Ambos enfoques son muy muy distantes, y reflejan planteamientos sobre el papel de IT en la empresa radicalmente opuestos. Entre las 2 aproximaciones seguro que hay infinidad de otras que se pueden adaptar a la realidad de cada organización, si esta pretende medir el valor de IT.

Preguntas que dejamos planteadas:

¿Es adecuado medir el valor de IT a través de la productividad? ¿Cómo se relaciona IT con la estrategia de la empresa?

Tags ;

5 Comments

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: